bonsaimania.com , tu web de bonsai

Canal de noticias y novedades de bonsaimania.com: http://bonsaimania.com/bonsaimania.rss.xml canal RSS

Buscar en Bonsaimania o la web buscar

Imprimir página Imprimir

Automatic English version by Google translation tool English version

Contacto a través de correo electrónico contacto

Telefono Bonsaimania 696 517 982

Inicio

Artículos

Consejos

Cursos de Bonsai

Tu Rincón

Tienda de Bonsai

Enlaces

Noticias de Bonsai

Suscripción

Foro de Suiseki

 

Comprar BonsaisNovedades en

nuestra tienda

 

Asociación Española de Suiseki

 

 

 

Logo Centro Bonsai Colmenar

Centro Bonsái

Colmenar

 

Cómo diseñar y modelar un daiza para Suiseki

 

daiUn daiza es una base de madera, generalmente tallada a la medida, y cuya función es realzar la belleza de la roca (suiseki) que acompaña, incluso aumentar su valor.

 

Antes de comenzar el diseño y modelado de un daiza es importante hacer algunas consideraciones básicas sobre las herramientas y la madera que deberíamos utilizar.

 

HERRAMIENTAS

 

En la actualidad es bastante fácil encontrar herramientas a bajo coste y de buena calidad en los formonesalmacenes de bricolaje: fresadoras, sierras, gubias, formones, etc.

 

Repasemos el mínimo de herramientas que vamos a necesitar para tallar un daiza:

 

Formones/gubias: La diferencia entre ambos es que las gubias tienen los bordes curvados y los formones rectos. Un mínimo básico podrían ser 4 formones y 4 gubias de una anchura entre 0,75 cm. y 2,5 cm.

 

Sierras: Necesitaremos un mínimo 2 ó 3 sierras. Una de marquetería (sierra de gubiasdientes pequeños) y una sierra manual para realizar los cortes rectos. Los cortes curvos también se pueden realizar con una sierra de marquetería con una hoja de sierra especial para ello, o con sierras-compás, sierras eléctricas de cinta, etc., dependerá de nuestro presupuesto y espacio en el taller.

 

Otras herramientas: Martillo para golpear a las gubias y formones, limas, lijas, cepillos de ebanista, rascadores, etc. y desde luego un buen banco de carpintero con tornillos de sujeción es fundamental para inmovilizar la madera y evitar accidentes con la pieza y/o con nosotros mismos. Un taladro eléctrico puede ser muy práctico a la hora de emplear diferentes accesorios y fresar que permitan lijar, limar, etc. de una forma más rápida y descansada que con las herramientas manuales.

seguetasierrasierra de calarbanco de trabajo

 

Aunque las herramientas de calidad son más caras, a la larga son preferibles sobre las baratas y merece la pena invertir en ellas por su duración, calidad de acabado de los trabajos, etc.

 

 

MADERA

 

El tipo de madera más adecuado para modelar nuestro daiza es la dura (caoba, castaño, teca, etc.) y es preferible a la blanda (pino, etc.). No obstante algunos talladores de daizas usan cerezo, arce, roble, alcanfor, etc., y desde luego es importante que la madera elegida sea de calidad madera de castañoy esté perfectamente curada, es decir, esté seca, para evitar deformaciones y agrietamientos futuros.

 

Aunque la madera dura es cara, una buena opción calidad/precio es comprar a carpinteros, en almacenes de madera, fábricas de mobiliario, etc. los restos de madera dura que les han sobrado de sus trabajos o actividad comercial. Hay que tener en cuenta que los listones suelen cortarse de las piezas sobrantes y bordes de los troncos de los árboles y, por tanto, suelen ser de peor calidad que los tableros anchos, que suelen cortarse del centro del tronco, por tanto, conviene asegurarse si los restos proceden de tablones anchos o de listones.

 

Usar madera dura nos permitirá:

 

cortes más limpios con las herramientas para tallar,

 

casi no necesitar un acabado especial, ya que su color y veta suele ser suficiente, aunque en muchas ocasiones se emplea una pequeña capa de laca protectora transparente, tapa poros o ceras naturales.

 

mayor resistencia a golpes, agrietamientos y/o combaduras.

 

A continuación vamos a tratar de explicar paso a paso el diseño de un daiza creado por Luciana Queirolo, a la que agradecemos desde aquí su inestimable ayuda por las fotos facilitadas durante la elaboración de un daiza.

 

 

BORDES INTERNOS Y EXTERNOS DEL DAIZA

 

El modelado y diseño de un daiza, desde un punto de vista estético, tiene muchas similitudes con la elección de una maceta para un bonsái, ya que un daiza, al igual que una maceta:

 

no debería competir con el suiseki por la atención, es decir, debería ser sencillo y discreto,

 

sólo debería ayudar a realzar la belleza del suiseki o a mejorar un piedra complicada o difícil de ver.

 

suiseki sin daisuisek con dai

suiseki de la colección particular de José Manuel Blázquez

 

Generalmente la relación entre el grosor del daiza (es decir, del tablero) y la altura del suiseki suele estar entre 1:4 y 1:9, aunque lo más habitual es algo intermedio, entre 1:5 y 1:6. Estas proporciones se daiinterpretan de la siguiente forma. Si nuestro suiseki tiene una altura de 15 cm., el daiza debería tener un grosor, incluyendo patas, de 3 cm. (15/5) o de 2,5 cm. (15/6). La elección de una proporción mayor o menor se realiza en función de la altura versus anchura de la piedra, de tal forma que para piedras muy planas suelen emplearse proporciones menores, es decir, daizas finos; y cuando las piedras son muy altas suelen emplearse proporciones mayores, es decir, daizas anchos.

 

Fundamental, como en todo diseño artístico, es la realización de bocetos sobre diferentes alternativas del daiza con nuestro suiseki ya colocado sobre él. Esto nos ayudará a ir sobre seguro y evitar errores durante la talla.

 

Una vez elegido el boceto definitivo, escogeremos un trozo de madera, como ya hemos dicho, preferiblemente dura, de algunos centímetros más grande que el suiseki. Es decir, si el suiseki mide 20 x 10 cm. (largo x ancho), el trozo de la madera debería ser de aproximadamente 26 x 16 cm. para dejar un margen de 3 cm. a cada lado. Si ajustamos demasiado, es posible que tengamos problemas para modelar patas, rebordes, etc. y desde luego no tendremos ningún margen para errores.

 

A continuación debes situar el suiseki sobre el trozo de madera, lo más centrado posible, y con un lápiz suisekidibujar el contorno de la base de la piedra. Dependiendo del número de rebordes (un o dos) o paredes que va a tener el daiza, se dibujarán segundas y terceras líneas paralelas y exteriores a la suisekiprimera línea dibujada, procurando que las distancias entre líneas sean iguales en todo el contorno. Cuando se emplean rebordes dobles, la tercera línea suele tener una distancia de 2 ó 3 veces la distancia entre la primera y la segunda línea, pero no hay unas reglas establecidas para esto.

 

Los rebordes deben ser modelados como si fueran escalones y siempre con el reborde interior más alto que el exterior. Como regla general, los daizas con un sólo reborde se emplean para suisekis sencillos, siendo bastante raro encontrar daizas con más de dos o tres rebordes, pues el suiseki estaría casi con toda seguridad compitiendo con la atención del suiseki.

suisekisuiseki

 

suisekiSi la base de la piedra no es plana, cosa que sucede con frecuencia, algunos trucos para dibujar la primera línea sobre la madera, son:

 

vaciar un molde de la piedra con plastilina o material similar, evitando usar escayola o barro por su mayor dificultad de manipulado.

 

proyectar una luz sobre el cenit de la piedra para recoger la sombra sobre la madera.

 

suisekisuiseki

suisekisuiseki

 

 

VACIADO DEL DAIZA

 

Dibujado el borde y elegido el número de rebordes, paredes o escalones que tendrá nuestro daiza, llega el momento de vaciar la superficie de la línea más interior del contorno que habíamos dibujado sobre la madera, de tal forma que consigamos un hueco en el que encaje perfectamente nuestro suiseki. Generalmente 5 mm. daisuelen ser suficientes para encajar la roca en la madera.

 

Para efectuar esta operación podemos utilizar diferentes herramientas: formones, gubias, fresadoras, taladros eléctricos, etc. En cualquier caso, es importante fijarse en el sentido de la veta de la madera y vaciar siguiendo esa veta. Obviamente, si tenemos la suerte de que la piedra tiene una base plana, el vaciado tiene que ser plano y uniforme para que la piedra quede asentada de forma estable.

 

En cambio, cuando el suiseki no tiene una base plana, la forma de proceder es tallar una franja estrecha y poco profunda (3 mm.) alrededor del borde interior de la línea más interior, para ir poco a poco quitando madera hacia el centro del daiza y tratando de conseguir un molde exacto de la base de la piedra, de tal forma que encaje daia la perfección.

 

Algunos trucos para marcar, presionando la piedra, sobre el trozo de madera las zonas en las que hay que profundizar más, son:

 

pintar la base con tiza, rotulador, etc.,

 

o usar una hoja de papel carbón (de venta en papelerías).

 

También nos servirá de guía y ayuda el molde de plastilina que hicimos para dibujar el contorno de la primera línea. No obstante, es conveniente usar calibradores y compases para ir comprobando en todo momento las medidas de la piedra versus nuestra talla de madera. Si por alguna razón, hemos quitado demasiada madera de algún sitio, podemos rellenar con algún trozo de madera pegada o masilla de madera (mezcla ya preparada de cola y serrín), y luego repasar con una lija para disimular.

daidai

 

 

PATAS

 

Hay muchas formas de patas (cuña, curvada, recta, redondeada, convexa, etc.) y pueden llegar a ser uno de los elementos que capten más la atención, por lo que conviene reflexionar sobre el tipo de pata que deseamos para nuestro daiza y hacer una buena elección.

 

Por ejemplo, un suiseki grande y/o de formas ásperas prefiere un daiza con patas altas y muy talladas, mientas que un suiseki de formas suaves o pequeño prefiere un daiza con patas muy discretas y pequeñitas.

 

Quizás la forma de pata más extendida sea la de cuña, es decir, más estrecha en la base que arriba, con la parte frontal (desde el frente del daiza) curvada hacia adentro. El número de patas que necesita el daiza nos lo dará la necesidad de estabilidad del conjunto daiza/suiseki, siendo 4 patas, en cada uno de las esquinas del daiza, el esquema de distribución básico.

 

patas de un daipatas de un daipatas de un dai

 

No obstante podemos añadir más de cuatro patas para aumentar la estabilidad, sobre todo cuando las rocas son muy grandes y tiene bases con formas geométricas que se alejan de la forma geométrica del  cuadrado o poseen patas de un daisalientes muy pronunciados. En estos casos, las patas situadas debajo de las principales zonas de la piedra o de mayor peso visual (generalmente coincidentes con las de mayor peso real en kg.) ayudan a realzar precisamente esas zonas y a conseguir la máxima estabilidad.

 

En cualquier caso, el número de patas hay que mantenerlo siempre en el mínimo imprescindible y patas de un daibuscar la asimetría entre ellas, es decir, situarlas a diferentes distancias. Nunca deberíamos tallar una pata justo debajo de un túnel o en el centro visual de la piedra (vista desde su frente).

 

La altura de las patas suele guardar una proporción de 1:3 sobre la altura total del borde, y generalmente la distancia entre la superficie patas de un daide apoyo del daiza y la base del daiza no suele ser mayo de 1 cm., precisamente para evitar espacios demasiado vacíos entre el daiza y la superficie de apoyo.

 

Aunque no hay normas sobre los anchos de las patas, una pata más ancha por el exterior que por el interior aumenta la capacidad de sostener el peso de la piedra de una forma fiable.

 

 

TERMINACIÓN

 

Finalmente, hay que lijar todo el daiza hasta conseguir una superficie fina y suave. Si es necesario, además de lija, utilizaremos limas y estropajo de acero para rebajar las zonas más ásperas y/o para afinar el trabajo realizado con los formones, gubias, fresas, etc.

 

Como en el caso del vaciado, de nuevo debemos tratar de seguir la veta de la madera. Humeder un poco la madera con un trapo húmedo y dejarla secar nos ayudará a levantar todas las fibras de madera que estuvieran escondidas o dobladas.

daidaidai

daidaidai

 

Antes de barnizar o lacar, preferiblemente transparente, por ejemplo, como los productos empleados para las suiseki con daimaderas para embarcaciones, se puede teñir la madera con tonos que realcen la belleza de la veta, aunque en el caso de maderas oscuras como la teka o la caoba no es necesario teñir porque ya su color natural suiseki con daies más que suficiente.  También suele usarse tapa poros.

 

Una alternativa al barniz o la laca puede ser el empleo de aceites o ceras naturales, que también protegen a la madera tan eficazmente como los barnices o lacas.

 

Casi nunca se pintan porque borran toda la belleza de la madera, salvo que se hay empleado una madera poco interesante y sin vetas.

suiseki sin daisuisek con dai

suiseki de la colección particular de José Manuel Blázquez

 

Jose Manuel Blazquez - bonsaimania.com

jose_blazquez@bonsaimania.com

 

Enlaces relacionados:

más consejosIntroducción al arte del Suiseki

más consejosAlgunos trucos y consejos para modelar un daiza

más consejosentrevista a Luciana Queirolo

más consejosFotos de suiseki

más consejosForo de Suiseki

más consejosVídeos de Suiseki

más consejosCurso y Taller de Suiseki

 

 

Volver al inicio

 

 

 

Código HTML 4.01 válido y sin errores!  

 

Canal de noticias RSS validado

Código validado por W3C

 

Ayuda

Información legal

Política de privacidad

Mapa

Canal RSS

Copyright © Bonsaimania: Tu web de Bonsái y Suiseki

Derechos reservados. Prohibida su reproducción sin autorización.

Bonsaimania, C.B. CIF E83512194 C/Ávila, 43. 28770 Colmenar Viejo (Madrid) - España

Optimizado para una resolución de 1024x768 IExplorer 6.0