bonsaimania.com , tu web de bonsai

Canal de noticias y novedades de bonsaimania.com: http://bonsaimania.com/bonsaimania.rss.xml canal RSS

Buscar en Bonsaimania o la web buscar

Imprimir página Imprimir

Automatic English version by Google translation tool English version

Contacto a través de correo electrónico contacto

Telefono Bonsaimania 696 517 982

Inicio

Artículos

Consejos

Cursos de Bonsai

Tu Rincón

Tienda de Bonsai

Enlaces

Noticias de Bonsai

Suscripción

Foro de Bonsai

 

tienda para comprar bonsais

Compra este bonsái

en nuestra tienda

 

 

 

Guía Básica de Bonsái (= curso de nivel 0)

 

 

Este curso básico es una guía rápida sobre el cultivo del bonsái dirigido a todas aquellas personas que no tienen ningún conocimiento sobre el cultivo de bonsáis y que parten de un nivel 0.

 

Ideas Básicas

La esencia del Bonsái

Compra un bonsái

El sitio de cultivo

La maceta adecuada

La tierra

El trasplante

El riego

Abonado

Estilos básicos para comenzar

Alambrado

La poda y el pinzado

Herramientas necesarias para empezar

Saber más

 

más consejoscursos y niveles superiores

 

Ideas Básicas

 

Literalmente un bonsái significa: "árbol en maceta".

 

A pesar de lo que mucha gente no-aficionada piensa, un bonsái no es una especie particular de árbol ni está modificado genéticamente para ser enano. En teoría, cualquier especie de árbol o arbusto podría llegar a ser cultivada como un bonsái, es decir, en una maceta y con su tamaño controlado.

 

El arte del bonsái consiste en cultivar un árbol en una maceta y mediante su modelado recoger la esencia de su naturaleza, tratando de imitar o no a los árboles de su especie en la naturaleza, dependiendo del estilo elegido.

 

  Un bonsái es un ser vivo que crece y cambia con el tiempo y, por tanto, necesita tomar los nutrientes necesarios (agua y minerales) de su maceta a través de tus cuidados. Tu bonsái está en tus manos y necesita una pequeña observación diaria.

 

  Modelar bonsáis es mucho más que tratar de alcanzar un árbol completamente finalizado y acabado de forma inmediata, es disfrutar con su desarrollo y crecimiento, año tras año. En cualquier caso, no es hacer bricolaje.

 

Tener éxito con las plantas, mal llamadas de interior, que nos venden en los centros de jardinería, no garantiza tener éxito con el cultivo de un bonsái, ya que estas plantas suelen híbridos seleccionados especialmente por la industria de la jardinería para que cualquier persona inexperta se anime a comprar y considere que es capaz de tener una planta viva en su casa. Estos híbridos son capaces de vivir en las peores condiciones (dentro de casa, con la tierra seca, resistentes a plagas, con poca luz, etc.). Un bonsái no es una planta seleccionada para soportar nuestros errores de cultivo.

 

Volver al inicio

 

 

Esencia y espíritu del Bonsái

 

Al comienzo, el bonsái fue una forma de llevar la naturaleza a los palacios de los aristócratas y emperadores chinos, convirtiéndose incluso en una forma de indicar el status del que los poseía.

 

Después los monjes chinos del Zen lo introdujeron en Japón, desarrollando su faceta religiosa y espiritual.

 

La esencia y espíritu del bonsái es el arte mediante el que expresamos la vida eterna del mundo que nos rodea. Nuestro bonsái, nos sobrevivirá y será transmitido a las siguientes generaciones.

 

Volver al inicio

 

Compra un bonsái

 

La forma más fácil de comenzar es comprar un pequeño bonsái más o menos ya modelado, pero no compres lo primero que veas ni dejes engañar por el precio.

 

Intenta comprar en una tienda o centro especializado de bonsái, ya que sus conocimientos y experiencia te ayudarán con la mejor elección de acuerdo a tus conocimientos y posibilidades de cultivo. Además te garantizará la salud de tu árbol.

 

Si compras a distancia o a través de internet, debes comprar lo que tú puedas ver en fotos y con detalles. No compres sin ver y sin estar seguro de lo que compras.

 

Pregunta a otros aficionados.

 

Volver al inicio

 

El sitio de cultivo

 

Todas los árboles necesitan vivir en el exterior. No hay bonsáis de interior. Intenta cultivar tu bonsái en el exterior todo el año si es de hoja caduca y la mayor parte del año, si es una especie tropical o subtropical y vives en una zona con épocas frías durante el año.

 

Si tienes un jardín o una terraza, ese es el lugar ideal para todo el año. Evita la orientación Sur a pleno sol junto a una pared porque el sol dejará seca la maceta con mayor frecuencia. La mejor orientación es Oeste o Este en una zona de sol y sombra con buena ventilación.

 

Durante el tiempo que lo cultives en el interior de casa (sólo durante la estación fría del año), evita el sol directo a través de los cristales de la ventana. La mejor orientación es Oeste, Este o Sur sin sol directo, pegado a la ventana. Evita la orientación Norte, ya que no habrá luz suficiente.

 

Volver al inicio

 

 

La maceta adecuada

 

La maceta se elige en proporción al tamaño de tu bonsái y como complemento a sus colores, estilo y silueta. No es imprescindible una maceta especialmente diseñada para cultivar un bonsái, pero si conveniente.

 

Los estilos en bosque emplean macetas planas ovaladas poco profundas o lajas de piedra.

 

Los estilos en cascada se cultivan en macetas altas, de más de 2 ó 3  veces la altura del árbol para tener espacio suficiente por el que cuelguen sus ramas hacia abajo.

 

Los estilos más libres, como el bunjin o literati, prefieren macetas redondas.

 

Los estilos rectos, ya sean formales o informales, suelen utilizar macetas rectangulares u ovaladas profundas.

 

Asegúrate que tus macetas tengan unos buenos agujeros de drenaje, patas y una buena base para asegurar a tu bonsái un buen drenaje y que sus raíces no se quedan nunca totalmente secas.

 

Volver al inicio

 

La tierra

 

Tu bonsái necesita un sustrato de tierra que le asegure un correcto drenaje, humedad y aireación.

 

Aunque existe una tierra llamada akadama, que es una tierra volcánica de origen japonés y la preferida por la mayoría de los aficionados y expertos, es aconsejable, como principiante, que uses cualquiera de las mezclas de tierra ya preparadas de venta en los centros especializados de bonsái, ya que usar sólo akadama, sin mezclar, no permite demasiados errores con el riego o con el abonado.

 

Intenta trasplantar o replantar utilizando siempre el mismo tipo de tierra, salvo que sea el primer trasplante y la tierra sea de mala calidad debido al bajo precio del bonsái.

 

Si a pesar de estas recomendaciones, deseas intentar tu propia mezcla de tierra, una mezcla universal y estándar para cualquier tipo de bonsái debe contener a partes iguales: arena para facilitar el drenaje y la aireación; mantillo para suministrar nutrientes y algo de acidez; y arcilla para ayudar a la retención del agua.

 

Volver al inicio

 

El trasplante

 

La principal razón para el trasplante es la salud del árbol. Es urgente realizar un trasplante, si el agua se absorbe con dificultad, si el cepellón se levanta de la maceta o si hay un problema de raíces podridas.

 

Observa los brotes en primavera y realiza el trasplante cuando las yemas están hinchadas y comiencen a abrirse. Si ya se han abierto, es tarde para que hagas el trasplante.

 

Si haces un trasplante y tienes dudas sobre la cantidad de raíces que tienes que podar, un truco seguro para no dañar el árbol es dejar 1/3 más volumen de raíces que de parte aérea (copa).

 

No te olvides de amontonar algo de tierra sobre el sitio en el que justo colocarás el árbol, ya que dejar sin tierra la base del tronco entre las raíces puede provocar la podredumbre.

 

Sujeta el árbol a la maceta mediante un alambre a través de los agujeros de drenaje para evitar  que se rompan las raíces nuevas por algún movimiento del árbol después del trasplante.

 

Antes de fijar definitivamente el árbol a la maceta con los alambres, debemos comprobar que el árbol encaja perfectamente en la maceta con la capa de drenaje incluida. En el caso de que no encaje, tendremos que seguir podando el cepellón hasta conseguir que encaje con facilidad, siempre y cuando el tamaño de la maceta elegida sea el adecuado para el árbol y sus raíces puedan o deban ser podadas.

 

Volver al inicio

 

 

El riego

 

El riego es la técnica más importante para la salud de tu bonsái y debes aprenderla y dominarla lo antes posible.

 

Nunca riegues tu bonsái por inmersión, a pesar de lo que aconsejan algunos libros de dudosa calidad o comerciantes no profesionales del bonsái. Tienes que regar cada vez que la superficie comienza a secarse y hacerlo a fondo hasta que salga abundante agua por el drenaje. Utiliza una regadera con agujeros lo más finos posibles y nunca dejes agua retenida en bandejas que estén en contacto permanente con las raíces o la base de la maceta.

 

El agua de lluvia es la mejor para regar y a falta de esta aguas con la menor dureza posible (contenido en sales), pero esto no quiere decir que riegues con agua destilada porque matarías a tu árbol.

 

Volver al inicio

 

Abonado

 

Tu bonsái necesita nutrientes para poder alimentarse a través de la fotosíntesis. Básicamente necesita que le proporciones: hidrógeno (del agua), nitrógeno, fósforo y potasio (y el carbono que lo toma él de la atmósfera); y en menor cantidad otros oligoelementos (hierro, azufre, magnesio, etc.)

 

Básicamente, el nitrógeno está relacionado con la salud y crecimiento de la parte aérea (hojas, tallos, etc.); el potasio con las flores y frutos, y sistema inmunológico de la planta; el fósforo con la salud de las raíces; el hidrógeno y el carbono en la elaboración de sustancias orgánica (azúcares, hormonas, aminoácidos, etc.)

 

El mejor abono es el abono orgánico sólido. Utiliza sólo abonos de venta en centros especializados de bonsái.

 

Nunca abones un bonsái enfermo o débil.

 

Las dos épocas de abonado intenso son en primavera y otoño, para garantizar la brotación anual y la acumulación de reservas para el año siguiente.

 

Volver al inicio

 

Estilos básicos para comenzar

 

Recto formal o chokkan

 

Recto informal o moyogui

 

Cascada o kengai

 

Inclinado o shakan

 

Escoba o hokidachi

 

Volver al inicio

 

 

Alambrado

 

El alambrado es ante todo una técnica de cultivo que permite que el sol y el aire fresco llegue a todas las ramas y hojas del árbol, lo que permite un desarrollo vigoroso y sano del árbol.

 

Además, es técnica que te permite modelar el bonsái en el estilo que deseado, aunque no todas las especies permiten esta técnica debido a la naturaleza quebradiza y/o rígida de sus ramas.

 

El alambre permite mantener las ramas en la posición deseada hasta que se lignifican. Hay que tener cuidado de que no se marque y retirarlo antes de que esto suceda.

 

Siempre tienes que colocar el giro del alambre en el mismo sentido que vas a colocar una rama. Por ejemplo, si deseas doblar la rama a la izquierda, el alambre debe colocarse dando vueltas a la izquierda.

 

El alambre se retira en el sentido contrario al que se retiro y cortando en pequeñas piezas, lo que evitará dañar las ramas. Un árbol que no se siente cómodo con el alambre es un árbol que no lo necesita.

 

Volver al inicio

 

Poda/Pinzado

 

La poda y el pinzado son dos técnicas esenciales para mantener la salud y forma de tu bonsái, así como para la reducción del tamaño de las hojas. El pinzado es especialmente importante en el caso de las coníferas (pino, junípero, tejo, criptomeria, ciprés, cedro, podocarpo, etc.).

 

No hay que confundir poda con pinzado. La poda se realiza sobre las ramas de años anteriores y el pinzado sobre las ramas jóvenes de la última brotación.

 

Para modelar correctamente tu bonsái, debes eliminar todos los brotes que nacen bajo otra rama, en el interior de una curva y todos los que aparecen formando un círculo en las intersecciones de las ramas porque producen abultamientos que pueden llegar a ser mayores que los de la base del tronco.

 

En general, la mayoría de los bonsáis se podan o pinzan a 2 ó 3 hojas cuando las ramas y hojas están suficientemente maduras y desarrolladas. La primavera suele ser  la época más apropiada, pero depende de cada especie en particular.

 

Intenta cortar las ramas lo más cerca posible del tronco, evitando dejar muñones, y trata de usar herramientas adecuadas y afiladas.

 

Aplica sobre las heridas pasta selladora y evitarás enfermedades.

 

Volver al inicio

 

Herramientas necesarias para empezar

 

Tijera de poda mediana.

 

Podadora cóncava recta.

 

Tenaza cóncava.

 

Rastrillo o kumade.

 

Palillos chinos/japoneses de comer.

 

Volver al inicio

 

Saber más

 

Si quieres aprender más y profundizar en este arte puedes hacerlo a través de nuestros Cursos de Bonsái de los siguientes niveles:

 

Principiante

Avanzado

Experto

 

 

Volver al inicio

 

 

 

 

 

Canal de noticias RSS validado

Código validado por W3C

 

 

Código HTML 4.01 válido y sin errores!  

Código validado por W3C

 

Ayuda

Información legal

Política de privacidad

Mapa

Canal RSS

Copyright © Bonsaimania: Tu web de Bonsái y Suiseki

Derechos reservados. Prohibida su reproducción sin autorización.

Bonsaimania, C.B. CIF E83512194 C/Ávila, 43. 28770 Colmenar Viejo (Madrid) - España

Optimizado para una resolución de 1024x768 IExplorer 6.0