Ficus retusa ((Ficus microcarpa L.)    

 

 Otros nombres:  ficus nitida, ficus panda, ficus formosanum.

El género Ficus pertenece a la familia de las moráceas y comprende cientos de especies de árboles y arbustos que generalmente se distribuyen por zonas tropicales.

 

Es común en todas las especies del género Ficus:

  • la producción de un jugo lechoso y gomoso, denominado látex,

  • y un fruto falso, denominado higo,  que en realidad es un conjunto de flores modificadas (inflorescencia) en una estructura jugosa.

Las especies más utilizadas y fáciles de encontrar como bonsái en las tiendas especializadas son:

  • Ficus retusa (Ficus microcarpa L.)

  • Ficus panda (variedad de Ficus microcarpa L.)

  • Higuera (Ficus carica L.)

aunque también se cultivan cultivan como bonsai:

  • Ficus enano (Ficus benjamina L.)

  • Ficus nerifolia (Ficus neriifolia Sm. o Ficus salicifolia)

  • Ficus religioso o árbol de Buda (Ficus religiosa L.)

  • Kin-men (Ficus microphylla)

  • Ficus superba (Ficus superba)

  • Higuera de Sudáfrica (Ficus nataliensis o Ficus triangularis)

  • Ficus buxifolia

  • Ficus deltoidea

  • Ficus diversifolia

En esta ocasión hablaremos del Ficus retusa (Ficus microcarpa L.) por ser unos de los más populares y fáciles de encontrar en los comercios especializados. En sucesivas fichas hablaremos del resto.

 

El Ficus retusa es un árbol originario del sur de China y sudeste de Asia, perennifolio, es decir, que conserva sus hojas verdes todo el año.  Su follaje es compacto, con hojas coriáceas, ovaladas y brillantes.

 

Sus flores, confundidas con un fruto, son jugosas y, como hemos dicho, reciben el nombre de higo, aunque prácticamente es imposible conseguir  higos debido a que las condiciones no suelen ser las adecuadas a su lugar de procedencia y a los continuos pinzados y podas.

 

Su tronco es de color grisáceo con pintas alargadas de color blanco y sus raíces producen nebaris interesantes, a veces, incluso emiten espectaculares raíces aéreas. Si las condiciones son las adecuadas, crece muy rápido.

 

Situación

Debido a su origen, es una planta a la que no le gustan las bajas temperaturas, por lo que en invierno hay que protegerla del frío en el interior de casa o en un invernadero cálido, con mucha luz, pero sin sol directo, y a temperaturas superiores a 12ºC. Hay que tener especial cuidado con los cambios bruscos de temperatura debido a que es muy sensible a éstos y podría llegar a perder todas las hojas por esta razón.

 

Durante el resto del año su situación deberá ser exterior, parcialmente sombreado, consiguiendo así que recupere su color verde y un crecimiento de los tallos y hojas a un tamaño más adecuado a su cultivo como bonsai.

 

No obstante, en las zonas de clima mediterráneo puede vivir en el exterior durante todo el año.

 

Riego y abono:

Los riegos deben ser a fondo cuando la superficie de la tierra comienza a secarse y evitando tanto el encharcamiento permanente de la tierra como dejarla totalmente seca.

 

En verano, se puede mantener un recipiente en una bandeja con piedras mojadas, pero evitando siempre que las raíces estén en contacto directo con el agua, pero nunca debemos mantener esta práctica durante el invierno.

 

Agradece la pulverización de su copa por ser un árbol de origen tropical, pero hazlo con mucha precaución para evitar la proliferación de hongos y siempre que hayas tratado al árbol con un fungicida.

 

Abonar sólo durante la época de crecimiento vigoroso y dejar de abonar en las épocas en las que detiene su crecimiento.

 

Trasplante:

Cada 2 o 3 años, preferentemente a finales de primavera, cuando la temperatura comienza a alcanzar los 20ºC, con un buen sustrato que retenga el agua y drene correctamente. No obstante, si el árbol está sano, puede ser trasplantado durante casi todo el año.

 

Cuidado con el contenido de cal en la tierra, pues provoca hojas amarillas y débiles debido a problemas de absorción con el hierro. También hay que tener en cuenta que los sustratos con mucha turba, debido al  exceso de humedad, podría producir enfermedades (hongos).

 

Poda:

Durante el trasplante hay que podar las raíces y ramas no deseadas.

 

Los nuevos brotes se podan durante el verano a la distancia de dos hojas con el fin de compactar la copa mediante la ramificación de las ramas principales.

 

Soporta bien una poda drástica antes de la primavera y brota sin dificultad de las ramas de más de 2 años.

 

Para reducir el tamaño de las hojas y fomentar la ramificación hay que defoliar sus hojas al final de la primavera.

 

Durante la poda o defoliado, las ramas segregarán abundante látex que ayudará a la cicatrización de la herida.

 

Alambrado:

La colocación de ramas mediante el alambrado se realizará en cualquier época del año, pero nunca inmediatamente después de un trasplante. Hay que proteger la corteza y vigilar que no se marque el alambre.

 

Los estilos más frecuentes son el moyogui o informal recto, el tronco múltiple y sobre rocas.

 

Enfermedades y parásitos más comunes:

Cochinilla, araña roja y hongos en las hojas, aunque si se cultiva adecuadamente, es muy resistente a las enfermedades.

 

Podrían aparecer manchas en las hojas debidas a hongos provocados por la pulverización de agua sobre su copa. Este problema se soluciona fácilmente con la utilización preventiva de un fungicida o evitando las pulverizaciones de agua.

 

Otro problema frecuente, sobre todo en ambientes mal ventilados o de interior, con ambiente seco y caluroso, son los ataques de cochinilla (ver boletín de marzo de Infobonsai) o los de araña roja, lo que les producirá un debilitamiento progresivo. El tratamiento  debe ser específico contra la plaga y constante en el tiempo hasta eliminarla completamente.

 

Reproducción:

Se reproduce fácilmente por esquejes de madera semimadura a principios de la primavera.

 

También se puede utilizar la técnica del acodo aéreo o las semillas.

 

Aunque la fusión de troncos no es un método de reproducción, es útil mencionar la curiosa característica que poseen los ficus de fusionar sus troncos cuando éstos permanecen en contacto el tiempo suficiente. Característica que permite conseguir troncos gruesos con relativa rapidez.

 

Si tienes alguna duda o deseas proponer que hablemos de alguna especie en particular, escríbenos a info@bonsaimania.com

 

 

 

Si lo deseas, puedes visitar

los ejemplares de ficus retusa de nuestra

tienda

 

 

 

Volver al principio

 

Nota:

Puedes copiar o citar este documento siempre que no lo modifiques y no los uses con fines comerciales e informes de la procedencia mediante una nota que incluya este texto:

 

 Copyright © Bonsaimania, C.B.  http://bonsaimania.com

suscripcion@bonsaimania.com

 

Añadir a favoritosTu página de inicio
 

 

Recibe todas las novedades

a través de nuestro boletín Infobonsai.

suscríbete

   ahora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más fichas

 

 

 

Recibe todas las novedades

a través de nuestro boletín Infobonsai.

suscríbete

   ahora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si te gusta Bonsaimania®

vota aquí.

Gracias

 


(Recuerda que  para volver a Bonsaimania,  tan sólo tendrás que utilizar la opción "Atrás" de tu navegador).

 

 

 

2002-2004 Copyright © Bonsaimania

Todos los derechos reservados Prohibida cualquier reproducción sin autorización previa

Bonsaimania, C.B.  CIF  E83512194 C/ Ávila, 43. 28770 Colmenar Viejo (Madrid) España

Web optimizada para una resolución mínima de 800x600 con IExplorer 5.5 o superior

Contacto: webmaster