Espino de fuego (Pyracantha coccinea M. J. Roem.)l           

 

  Otros nombres: piracanta, piracanta común, pyracantha, espino, espino de coral.

 

 

Como los géneros Prunus, Potentilla y Crataegus, también cultivados frecuentemente como bonsai, el género Pyracantha pertenece a la familia Rosaceae  y está compuesto por no más de 6 especies originarias del sureste de  Europa y China centromeridional y varios cultivares, con un aspecto muy parecido al género Cotoneaster, con el que se puede llegar a confundir, pero del que se diferencia básicamente en que el género Pyracantha posee:

  • hojas dentadas,

  • espinas.

Las piracantas son muy utilizadas en parques y jardines para formar setos debido su resistencia (sequía, contaminación, suelos con pocos nutrientes, etc.) y rápido crecimiento.

 

Algunas de las especies más conocidas del género Pyracantha son:

  • Espino de fuego, piracanta de hoja estrecha (Pyracantha angustifolia (Franch) C. K. Schneid =  Cotoneaster angustifolius Franch).

  • Espino de fuego, piracanta, piracanta común, pyracantha, espino, espino de coral (Pyracantha coccinea).

  • Espino de fuego, piracanta crenado-serrada (Pyracantha crenato-serrata (Hance) Rehder = Photinia crenato-serrata Hance = Pyracantha fortuneana).

  • Espino de fuego del Nepal (Pyracantha crenulata (Roxb.) M. Roem.).

  • Pyracantha atalantoides (Hance) Stapf = Pyracantha gibbsii A. B. Jacks).

  • Pyracantha koidzumii (Hayata) Rehd.

  • Pyracantha rogersiana (A.B. Jacks) Chitt = Pyracantha crenulata var. rogersiana A.B. Jacks.

  • Pyracantha teton

En esta ocasión nos vamos a centrar en la Pyracantha coccinea o espino de fuego, que es un arbusto perenne o semiperenne, resistente, de 1,5 a 2 metros de altura, aunque puede llegar a sobrepasar los 3 metros.

 

Posee un tronco de color pardo-gris, con ramas espinosas, intrincadas y enmarañadas.

 

Sus hojas son coriáceas, pecioladas, dentadas, lanceoladas y alternas, brillantes por la cara superior.

 

Florece en primavera y sus flores son muy abundantes, de color blanco a amarillo claro, pequeñas y agrupadas en racimos, con cinco pétalos redondeados.

 

Los frutos maduran desde el final del verano hasta el otoño, son pequeños y recuerdan a una pequeña manzana, del tamaño de un guisante, de color rojo, naranja o amarillo y permanecen en sus ramas durante la mayor parte de los meses de otoño/invierno.

 

Su cultivo como bonsai es apreciado por los aficionados debido a su gran cantidad de flores y la persistencia de sus frutos durante la época invernal, lo que permite tener algún ejemplar espectacular durante unos meses en los que el resto de especies han perdido su máximo esplendor.

 

Situación:

 

Exterior durante todo el año, tanto a la sombra como a pleno sol, sin embargo para conseguir abundante floración y frutos necesita ser cultivada a pleno sol.

 

Aunque resiste las bajas temperaturas sin ningún  problema, le podemos ayudar un poco si la protegemos de las heladas en invierno, pero nunca en el interior de casa o en un invernadero.

 

En cualquier caso, hay que evitar las exposiciones prolongadas a pleno sol después del trasplante, etapa durante la cual deberá situarse en un lugar muy bien iluminado pero sin sol directo.

 

Temas relacionados:

¿Cuál es el lugar adecuado para un bonsai?

¿Exterior o interior?

 

Riego y abono:

Los riegos deben ser a fondo cuando la superficie de la tierra comienza a secarse y evitando tanto el encharcamiento permanente de la tierra como dejarla totalmente seca.

 

En cualquier caso, un exceso de riego o agua estancada puede matarlo. Aunque soportan bien la sequía cultivados en el jardín o en el huerto, acusan rápidamente la falta de humedad.

 

No hay necesidad de pulverizarle con agua, en todo caso, lo que le gusta es justamente lo contrario.

 

Nunca debemos regar un árbol cultivado en el exterior después de una helada o cuando haya riesgo de heladas.

 

Abonar con frecuencia con un abono orgánico de calidad, especialmente durante la época de crecimiento vigoroso (primavera) y otoño; y reducir el abono en las épocas en las que detiene su crecimiento (invierno y épocas de máximo calor).

 

Nunca debemos abonar un árbol trasplantado, hay que esperar a que brote.

 

Temas relacionados:

¿Cómo debo regar?

¿Cómo abonar?

 

Trasplante:

Cada 2 o 3 años antes de la primavera.

 

Hay que podar las raíces durante el trasplante, unos 2/3 tercios del cepellón, pero evitando cortar demasiadas raíces finas para permitir que pueda recuperarlas tras la poda, aprovechando esta operación para podar las ramas no deseadas.

 

Durante el trasplante conviene sacar bien cualquier parte de raíces podridas. No es obligatorio, pero si utilizamos hormonas de enraizamiento con fungicida, facilitamos el éxito del trasplante.

 

Prefiere suelos neutros, pero tolera bien los sustratos calizos. Una buena mezcla de sustrato para el espino de fuego podría ser un 25% de arena gruesa o material equivalente (tierra volcánica, etc.) y 75% de mantillo.

 

Conviene proteger el arbusto después del trasplante durante un par de meses, situándolo en un lugar muy bien iluminado pero evitando las exposición directa al sol.

 

Temas relacionados:

¿Cuándo trasplantar un bonsai?

¿Cuál es la tierra más adecuada?

 

Poda:

Debido a su rápido crecimiento, los brotes nuevos deben pinzarse con frecuencia durante la época vegetativa, cuando aún están tiernos. Las ramas largas se cortan durante el otoño o el invierno, antes de la floración.

 

Habrá que tener en cuenta que una poda fuerte reducirá el número de flores y frutos de la temporada siguiente. No obstante podemos mantener la misma floración que el año anterior, si en el momento de podar tenemos en cuenta que las yemas de flor aparecen en las ramas de 2 o más años.

 

Es recomendable que entre la poda de ramas y otras operaciones (alambrado, trasplante posterior a la poda, etc.) exista un intervalo mínimo de tiempo para no acumular demasiadas operaciones agresivas a la vez, por ejemplo, 3 semanas.

 

Por último, recordar que la poda sólo se deben realizar si el árbol está sano.

 

Alambrado:

La colocación de ramas mediante el alambrado puede realizarse entre la primavera y el verano, siendo recomendable no regar el día anterior al alambrado. 

 

Siempre que sea posible es aconsejable utilizar otras técnicas para modelar la copa. Por ejemplo, como sus ramas tienen una fuerte tendencia a crecer rectas y hacia arriba, una forma menos agresiva que el alambrado para abrir las ramas y formar la copa es utilizar pesas. También podemos utilizar tensores o la poda como técnica de modelado.

 

Un árbol con aspecto de "madeja de alambre", por el exceso de éste, pierde todo el aspecto de vivo y no es un mejor ejemplar como bonsai. Por favor, alambra lo justo y sólo cuando otras técnicas de modelado no puedan utilizarse o no hayan conseguido los efectos deseados.

 

Enfermedades y parásitos más comunes:

 

Hay que tener especial cuidado con:

 

Cochinilla: insecto chupador de savia de forma plana.

(Ver: ¿Cómo combatir la cochinilla?)

 

Pulgón: como la cochinilla, es un insecto chupador de savia, de unos 3 mm de longitud y agrupado sobre los brotes tiernos y en colonias muy densas protegidas por hormigas que recogen el rocío meloso que secretan éstos.

(Ver: ¿Cómo combatir el pulgón de las coníferas?)

 

Fuego bacteriano: enfermedad bacteriana transmitida por insectos que afecta a la familia Rosaceae. Las zonas afectadas deben ser podadas y quemadas.

 

En cualquier caso, debemos recordar que si necesitamos emplear algún tratamiento fitosanitario, éste debe ser específico contra la plaga o enfermedad y constante en el tiempo hasta eliminarla completamente.

 

Más temas relacionados:

Insecticidas para plantas

¿Cómo usar productos químicos?

Consulta a Doctor on-line

 

Reproducción:

 

Semilla: hay que recogerlas durante el otoño/invierno , triturándolas con la mano y lavándolas con agua caliente para quitar la pulpa que las rodea. Hay que proporcionales 3 meses de estratificación fría en la nevera para que germinen sin problemas o bien plantarlas directamente en macetas expuestas al frío del exterior.

 

Esqueje: pueden utilizarse tanto esquejes de tallo adulto, como jóvenes verdes o semimaduros del año, aunque suelen enraizar sin dificultad es conveniente aplicar hormonas de enraizamiento. Los maduros deberemos plantarlos desde finales del otoño a mediados del invierno, protegiéndolos de las heladas y con calor de fondo (12 a 20ºC); y los jóvenes desde mediados del verano a principios del otoño.

 

Recuperado: una forma interesante de conseguir un ejemplar de cierta edad y tamaño podría ser mediante su recuperación de algún parque o jardín aprovechando la remodelación de algún seto.

 

Temas relacionados:

El bonsai a partir de la propagación de otras plantas

Acodo de un ficus

 

Curiosidades:

Su nombre latín procede del griego "pyrákantha" = espino de fuego (pyr : fuego y ákantha : espina), debido al color intenso de sus frutos, generalmente rojo, naranja o amarillo y el gran número de espinas que poseen sus ramas.

 

En el caso del espino de fuego (Pyracantha coccinea), coccinea significa coccínea = de color rojo intenso.

 

Su fruto tiene propiedades astringentes y sirve de alimento a numerosos pájaros.

 

 

Si tienes alguna duda o deseas proponer que hablemos de alguna especie en particular, escríbenos a info@bonsaimania.com

 

 

 

Si lo deseas, puedes visitar

los ejemplares de piracanta de nuestra

tienda

 

 

 

Volver al principio

 

Nota:

Puedes copiar o citar este documento siempre que no lo modifiques y no los uses con fines comerciales e informes de la procedencia mediante una nota que incluya este texto:

 

 Copyright © Bonsaimania, C.B.  http://bonsaimania.com

suscripcion@bonsaimania.com

 

Añadir a favoritosTu página de inicio
 

 

Recibe todas las novedades

a través de nuestro boletín Infobonsai.

suscríbete

   ahora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más fichas

 

 

 

Recibe todas las novedades

a través de nuestro boletín Infobonsai.

suscríbete

   ahora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si te gusta Bonsaimania®

vota aquí.

Gracias

 


(Recuerda que  para volver a Bonsaimania,  tan sólo tendrás que utilizar la opción "Atrás" de tu navegador).

 

 

 

2002-2004 Copyright © Bonsaimania

Todos los derechos reservados Prohibida cualquier reproducción sin autorización previa

Bonsaimania, C.B.  CIF  E83512194 C/ Ávila, 43. 28770 Colmenar Viejo (Madrid) España

Web optimizada para una resolución mínima de 800x600 con IExplorer 5.5 o superior

Contacto: webmaster