¿Cómo regar un bonsai? - 2ª parte


La calidad del agua incide directamente en el correcto desarrollo de nuestros bonsais, ya que una mala calidad puede provocar mayor riesgo de salinidad, toxicidades, impermeabilización, variación de la acidez (ph) del suelo, etc.

Sobre el ph, conviene recordar que todos los árboles, y seres vivos en general, tienen que vivir dentro de unos determinados límites de ph (acidez), que no pueden ser rebasados ni por exceso ni por defecto. La mayoría de los bonsais viven bien en unos límites, entre 6,5 y 7 de ph, siendo 7 un ph neutro.

Una forma de reducir los riesgos de toxicidad es extremar el cuidado en el uso de pesticidas, fungicidas, abonos químicos y en general cualquier producto que pongamos en nuestros árboles, al mínimo imprescindible y siguiendo las instrucciones del fabricante.

Si es posible, es aconsejable dejar reposar el agua antes de ser utilizada, sobre todo si consideramos que conseguimos agua para riego a temperatura ambiente, lo que evita fuertes cambios de temperatura perjudiciales para las raíces de los árboles de interior o de invernadero.

En el caso de regar con manguera debemos vigilar que la presión no arrastre la tierra y el abono de nuestros bonsais.

Si no estamos atentos a la calidad del agua, y la que utilizamos para el riego no es buena, provocaremos distintos desequilibrios en nuestros bonsais que se podrían traducir en síntomas, tales como:

- reducción del crecimiento
- brotes lánguidos o escasez de los mismos,
- encharcamiento del suelo con el consiguiente peligro de podredumbre de las raíces,
- suelo que no se seca como debe,
- deficiencias en la floración,
- y en general falta de vigor del árbol.


Como la calidad del agua no es igual en todas partes y varía de unas zonas a otras, si tenemos dudas podemos enviar una muestra a analizar o pedir información en nuestra compañía de suministro de agua.

Para finalizar, diremos que no servirá de mucho preocuparnos por la calidad adecuada del agua, si el suelo no cumple unos requisitos mínimos de correcto drenaje, que evite el encharcamiento y facilite la necesaria aireación de las raíces, retención de la humedad necesaria y de las sustancias que el árbol precisa para su correcto desarrollo.

  Temas relacionados:
- ¿Cómo regar un bonsai? - 1ª parte
- ¿Cómo regar un bonsai? - 3ª parte
- ¿Cómo bombean agua las plantas desde la raíz a la copa?

Carlos Lázaro Díez
director y profesor de bonsai en
BONSÁI COLMENAR
info@bonsaicolmenar.com