El espíritu del bonsái


Para captar el espíritu de un bonsai es necesario tratar de ir más allá del simple objeto, del simple árbol.

El bonsai es un arte que se basa en el minimalismo, es decir, en la simpleza y el refinamiento, características que sólo podían alcanzar su máximo esplendor en un pueblo como el japonés, que además conecta el shintoismo (religión nacional) con el amor profundo por la naturaleza y con algunos de los conceptos budistas Zen: Wabi, Sabi y los Kami.

Para los occidentales es difícil entender los sentimientos de los japoneses hacia un bonsai, ya que para ellos, el Kami de un bonsai es la fuerza interior que existe en cualquier objeto creado por la naturaleza o el hombre, su espíritu, y que nos sirve de fuente de inspiración, en el que a su vez se unen dos conceptos o sentimientos que ellos denominan:

- Wabi, que es el bienestar interior que se produce por la simple contemplación de la naturaleza, el humilde reconocimiento de la perfección de lo natural y de nuestra simple participación en la misma como uno más, sin que seamos el centro del universo.

- Sabi, que es el simple disfrute por el paso del tiempo, el amor por el cuidado y posesión de objetos que la naturaleza y el hombre han transformado durante generaciones. Este sentimiento está también íntimamente relacionado con los suiseki.

En mi opinión, tratar de captar estos sentimientos, es captar el espíritu que va más allá de un simple árbol que compramos en un vivero o que cultivamos de una semilla, es encontrar el fin último por el que hemos decidido cultivar un bonsai y desde luego es una ocasión a través de la cual podemos aprender (o recuperar) valores para nuestro mundo occidental sobre:

- la paciencia, la calma y el pequeño esfuerzo constante de cada día como sinónimo de éxito,
- la reflexión y el disfrute a través de la simple contemplación,
- el reconocimiento de la naturaleza como condicionante de nuestro comportamiento básico,
- la comprensión del mundo que nos rodea y de nosotros mismos a través de la naturaleza,

José Manuel Blázquez
director y profesor de bonsai en
BONSAIKIDO
info@bonsaikido.com