Cómo comprar un bonsai

Adquirir bonsai es un compromiso con un ser vivo que requiere un mínimo de atención diaria (riego, estado de salud, etc.) y periódica (trasplante, poda o pinzado para mantener el estilo de modelado, etc.).

No es un objeto que se coloca en un estante y, de vez en cuando, se riega o se le quita el polvo. Un bonsai no es como un ramo de flor cortada que dura un tiempo y luego se tira a la basura. Cultivarlo es algo parecido a tener una mascota y, por tanto, antes de comprar hay que reflexionar y preguntarnos cuál será nuestro grado de compromiso con él.

Es muy frecuente que la gente me pregunte ¿por qué se ha muerto mi bonsai? y la respuesta suele estar relacionada con las condiciones de cultivo que se le han proporcionado, es decir, no se ha cuidado de acuerdo a las necesidades de su especie. Por ejemplo, un manzano, un pino, junípero, etc. son especies que necesitan vivir todo el año en el exterior, sin excepción, y pasar frío en invierno, sentir la lluvia, el sol, tirar la hoja si es caduco, etc. En realidad, todos los árboles requieren ser cultivados en el exterior y sólo necesitan algún cuidado especial durante el invierno, si son especies tropicales o subtropicales. A veces sucede lo contrario, especies tropicales y subtropicales como las carmonas, serisas, ficus, etc. padecen los fríos de nuestro invierno del hemisferio norte y, como no podía ser de otra forma, perecen.

Con los consejos para valorar un bonsai que encontrarás en este artículo, podrás guiarte por el sentido común e incluso comparar con lo que te venden en otros lugares y decidir si la relación calidad/precio de lo que te ofrecen justifica el importe. Lo más importante es que estés satisfecho con la elección y puedas conseguir modelar el mejor de los bonsais y disfrutar de él durante los próximos años. Incluso, por qué no, acudir con él a exposiciones e incluso ganar premios.

José Manuel Blázquez
director y profesor de bonsai en
BONSAIKIDO
info@bonsaikido.com


¿Cómo cultivar un bonsai?

Una vez que estamos seguros de nuestro grado de compromiso, la segunda gran pregunta que debo hacerme es: ¿qué condiciones ambientales puedo proporcionar a mi bonsai?:

         - ¿Tengo jardín, terraza, alféizar en una ventana... para cultivar en el exterior?

        - ¿Sólo puedo cultivar dentro de casa?, ¿en qué lugar de casa?,
          ¿junto a una ventana que está orientada al norte?, ¿sur?, etc.,
          ¿cómo es de luminosa mi casa?

        - ¿Cómo es el clima de mi ciudad en las diferentes épocas del año?,
          ¿hace mucho frío en invierno?, ¿mucho calor en verano?,
          ¿hay mucha humedad en el aire o es muy seco?, etc.

De la respuesta a estas preguntas, dependerá la elección de la especie que elijamos comprar: tropical, subtropical, región templada, alta montaña, etc.


 Volver

¿Dónde comprar un bonsai?

Una vez que conozco la forma de cultivo, la duda es ¿dónde compro un bonsai?

Sin duda alguna, la mejor opción de compra la encontrarás en un centro especializado, aconsejado por un profesional cualificado que cultive sus propios bonsais, entendiendo que la mejor opción no es el precio más barato, el ejemplar más grande o el que diga que tenga mayor o menor número de años, porque todo esto es relativo y sólo tiene sentido analizado en su conjunto.

¿Por qué hay que comprar en un centro especializado?

        - Porque el profesional del centro conoce exactamente la situación
          y estado de cultivo en el que se encuentra cada uno de los árboles
          que hay a la venta.

        - Porque te pueden aconsejar dando respuesta a las condiciones de cultivo que
          puedes proporcionar a tu bonsai.

        - Porque puedes volver a preguntar, reclamar, etc. y ellos quieren que vuelvas
          satisfecho de tu compra, no con problemas.

        - Porque en el centro especializado te darán consejos exactos sobre el
          cultivo adecuado de cada especie.

        - Porque ellos te ayudarán a continuar con el modelado futuro de tu bonsai.

        - Porque ellos están vendiendo las especies que puedes cultivar en tu
        ciudad, región o país
, ya que los bonsáis del vivero de bonsáis ya están
          adaptados a las condiciones climáticas locales debido a que llevan varios años
          de cultivo.

        - Porque ellos cuidarán de tu árbol cuando te vayas de vacaciones o
          estés ausente, ya que la mayoría poseen servicio de "guardería".

En un centro comercial, una tienda de regalos, un hipermercado o un centro de jadinería generalista no suelen saber en qué situación se encuentra cada bonsai porque:

        - No los han cultivado personalmente y acaban de llegar en un camión a la
          tienda, o simplemente revenden de mayoristas de plantas, sin llegar a saber
          qué es lo que envían (como sucede en algunas tienda on-line).

        - No te atiende un profesional o te atiende un vendedor que no suele
         tener suficientes conocimientos
en bonsais o conocimientos erróneos.

        - Los bonsais llevan varios días o semanas sin ser cuidados
         adecuadamente
y sin casi luz suficiente; etc.

De hecho, la mayoría de estos bonsais mueren en las estanterías de la tienda o en los almacenes antes de ser vendidos, por lo que en muchas ocasiones tienen que ser liquidados a bajo precio.


 Volver

¿En qué deberíamos fijarnos al elegir un bonsai?

Una vez que sabes las condiciones de cultivo que puedes proporcionar a tu bonsai y que te has decidido por acudir a un centro especializado para ser atendido por un profesional con buena reputación, deberías fijarte en una serie de detalles que te ayuden con la mejor elección:


1. Raíces.
Visibles, mostrando cómo se hunden en la tierra y sujetan al árbol firmemente, de una forma estable. Deben estar perfectamente colocadas alrededor del tronco, sin cruces y formando una base con un diámetro mayor que el tronco.

2. Tronco.
Con una disminución natural de su diámetro desde la base hasta el ápice, sin cortes bruscos producidos por podas drásticas (tocones, bultos, etc.) o perfectamente disimulados con buenas sustituciones de ápice. Cualquier corte o herida debe tener una cicatrización natural, sin señales de colocación de alambres.

3. Copa.
Las ramas deben tener un grosor inferior al diámetro del tronco en el punto en el que nacen, con al menos tres ramas principales colocadas a la izquierda, derecha y atrás, de forma alternativa, con la primera de estas ramas siempre a la izquierda o a la derecha. La distribución de ramas debería ser alrededor del tronco y a diferentes niveles o alturas, repartidas de forma equilibrada y con una sensación natural.

4. Estado de salud.
El vigor debe estar repartido uniformemente, sin zonas más fuertes que otras. Por supuesto, no puede mostrar síntomas de enfermedades o plagas y el color de sus hojas debe ser sano, fresco, de aspecto natural, sin hojas amarillentas, marchitas o con manchas. La tierra no debe estar compactada y nunca seca o embarrada. Comprueba que el árbol está firmemente sujeto a la maceta y/o roca, si es un estilo abrazado a roca.


Es muy probable que sea difícil encontrar el bonsai perfecto, pero con una buena base de raíces, tronco y ramas, tú mismo podrás hacer el resto con la poda, pinzado, alambrado y trasplante durante los próximos años de cultivo. Sin una buena base de partida, será imposible conseguirlo.

 Volver

¿Cómo valorar si el precio de un bonsai es el adecuado?

En comparación con las plantas en general, los bonsais son algo más caros, pero hay que tener en cuenta la cantidad de años que han sido cultivados. Por ejemplo, un bonsai de 10 años habrá sido trasplantado no menos de 6 ó 7 veces, regado y abonado en muchísimas ocasiones, año tras año; alambrado, etc. En cambio, en general, una planta de una floristería o unas simples flores sólo necesitan unas pocas semanas de cultivo intensivo en un invernadero para ser vendidas.


 Volver

5 cosas que nunca debemos hacer al comprar un bonsai

1. No adquieras un bonsai, si piensas que es una planta normal y corriente. Reflexiona sobre tu grado de compromiso y condiciones de cultivo que podrás proporcionarle.

2. No lo compres en cualquier sitio, sólo por el precio o por los años que dice la etiqueta que tiene. Intenta visitar un centro especializado con profesionales de reputación, ya que son los únicos que pueden garantizarte bonsais y materiales de calidad. Cuidado con las gangas, asegúrate que no esconden algún problema.

3. No compres, si no te saben responder a tus dudas y preguntas de forma satisfactoria. Pregunta por sus cuidados, historia (último trasplante, origen, etc.)

4. Nunca te lleves un bonsai con la tierra seca, con mal aspecto en las hojas o enfermo, o que no esté firmemente sujeto a la maceta o le falte tierra.

5. No compres especies que no sabes cultivar o de las que no te has informado previamente. Adquiere sólo las que estén adaptadas a tu ciudad, región o país. Las autóctonas suelen ser la mejor elección. Cuidado con las importaciones, deben estar adaptadas al clima de tu ciudad.


 Volver